venres, 29 de xullo de 2016

Estudiantes qu'estudiáis llatín abondu...


[La Voz del Trubia, agostu 2016]


Tol mundu conoz n’Asturies el cuentín d’ún que marchara unos meses fuera d’Asturies y que volviera falando mui fino y xurando que nada nun recordaba d’aquella llingua qu’hasta entós fuera la suya, y al que-y pasó que, diendo per un prau o per un monte o per una güerta y pisando una presea qu’alguién dexara en suelu, al mancase, pegó una glayida y dixo al alta la lleva: “¡Coño, col garabatu de los coyones!”, recuperando y fayendo suya d’esmenu la llingua que tanto aneciaba en que perdiera.

Y ye qu’esti día, arreparando na esixencia d’anulación de les ordenances del asturianu en conceyu de Noreña, nun sé por qué, viénome a la cabeza, darréu, esta anéudota tan guapa y tan afamada del garabatu. Pues, ente los qu’asina se comporten, amás de xente corriente y moliente, atópase tamién, de xuru, xentona de munchos (pero munchísimos) perendengues, qu’hasta lleguen, en dacuando, a puestones estratosféricos que meten mieu y causen vértigu por mor de la so altura.  

Nun duldéis que l’asuntu’l garabatu ye cosa seria y de pesu: llanta los sos raigaños na visiega profundidá de la esencia humana, y tien traza de ser peligrosu y mortal andanciu, de los que s’esparden fácil, viralmente, per dayures. Xente qu’odia la so propia llingua y arreniega d’ella. Xente que se xebra, que se separta de los sos iguales, d’aquello qu’a lo fondero constitúi propiamente’l so ser. Y hailos ensin falta per uquiera: atópeslos per tolos conceyos. El conxuntu de los afectaos por esti andanciu ye densu per toes partes…

Ello paez, a simple vista, daqué mostruoso y contra natura, dalgo dafechamente ablucante. Y ye un misteriu tan grande, tan escomanáu y fuera midida, polo menos, como aquel misterión del burru que me vien nesti momentu a la cabeza, agora sí sé por qué, y que, de neñu, sentía davezu, ensin ser quien a desplicámelo enxamás: “Estudiantes qu’estudiáis / llatín abondu, dicíime: / ¿por qué’l burru caga cuadrao / teniendo’l culu redondu?”.

Y ye que, n’efeutu, naide nun sabe por qué los del garabatu s’empeñen en soltar pel cursu cagayones con forma de paralelepípedu de llibru,  naide nun sabe por qué-ys da por tremar el suelu al so pasu de perfectos sólidos cúbicos que, convenientemente enfariñaos y acristianaos con un nome d’alta vara (que forzosamente habría acabar en –ito), podríen pasar por dalguna llambionada de diseñu de les que podéis comer en Rialto…

Naide nun sabe por qué, en resume, s’empeñen los del garabatu en cagar siempre cuadrao, teniendo, como de fechu tienen, como naide nun dulda que tienen, el culu bien redondu…