venres, 20 de xaneiro de 2017

El Premiu Nacional de Lliteratura Asturiana

[La Voz del Trubia, marzu 2017]



Esti día concedióse’l Premiu Nacional de Lliteratura Asturiana. Trátase del premiu más importante y de mayor relevancia dau nunca n’Asturies a un escritor de la nuestra lliteratura, y que premia la so trayeutoria lliteraria completa. Dos perfiles concurríen nes candidatures finalistes: 1) D’un llau, los autores de producción marcada y esclusivamente poética, los poetes que podríemos llamar ‘puros’ (y nun nos importa equí si parte de la so producción ye en prosa o non, o si se dedicaron parcialmente al llabor de traducción). 2) D’otru llau, dellos pesos pesaos de la lliteratura asturiana, entendida esta nun sen más ampliu. Trátase d’autores que construyeron una obra monumental, impagable, qu’implica non solo producción lliteraria de tolos xéneros, sinón tamién una obra tanxencial a la propiamente lliteraria, y que pue incluyir crítica lliteraria, artículos o monografíes científiques sobre la nuestra llingua, grandes obres lexicográfiques, obres de calter antropolóxicu, etc.

Al primer grupu pertenecen Xuan Bello y Berta Piñán. Autores esceicionales que llevantaron ensin dulda la producción poética asturiana hasta llendes insospechaes, y que proyeutaron esteriormente l’asturianu hasta’l puntu de faese un güecu d’honor dientro’l conxuntu de la poesía peninsular. Al segundu grupu pertenecen Antón García, Sánchez-Vicente y González-Quevedo. Antón García ye, como se sabe, una figura esceicional na lliteratura asturiana, porque a la so estraordinaria obra poética (que permitiría inxerilu en grupu anterior) axunta un llabor importante como novelista, y una xera de pesu como traductor de poesía. A ello amesta una trayectoria escomanada como editor (fundador primero de Trabe y dempués de Saltadera) de sobra conocida pol llector y, pa enriba, una trayectoria paralela como críticu lliterariu merecedora de los meyores parabienes. Figura enorme ye tamién la de Sánchez-Vicente, caderalgu de lliteratura y autor prolíficu y esceicional en toles estayes posibles (poesía, novela, ensayu, teatru,…), críticu lliterariu, autor d’infinidá d’estudios científicos sobre los nuestros clásicos y sobre cuestiones filolóxiques de la nuestra llingua, y lexicógrafu, arriendes, de primer nivel. P’acabu, González-Quevedo ye autor d’una obra lliteraria menos diversa y más curtia, quiciabes, que los anteriores, pero tamién d’una obra monumental de tipu antropolóxicu alredor de la cultura asturiana. Toos ellos mereceríen el premiu, ensin dulda, pero esti cayó finalmente nes manes del, quiciabes, poeta n’asturianu más famosu (dientro y fuera d’Asturies) y más prestixosu de tolos tiempos: Xuan Bello.

Cuasi tolos autores propuestos pertenecíen a l’Academia de la Llingua. Nun debe pensase nello como daqué endogámico. Trátase de que l’ALLA tenta siempres, en bona lóxica, d’inxerir nes sos files a eses figures de primer nivel. Solo Antón García yera ayenu a la institución, de lo que podría deducise, quiciabes, que la directiva lu tenga yá en consideranza con vistes a una futura incorporación como académicu de la institución. Faltaron nomes espléndidos de la lliteratura asturiana, eso ta claro. Viénenme a la cabeza darréu, ensin pretender ser exhaustivu, autores como Milio R. Cueto, Xandru Fernández, Marín Estrada, García Oliva, Rodríguez Medina, y otros... Por suerte, l’asturianu cunta güei con una bayura d’autores de tanta calidá que fai difícil escoyer ente ellos...

Solo un pero hai que-y poner al premiu, y ye la so baxa dotación (3000 euros), que nun ta nin de lloñe, magar l’esfuerciu de l’ALLA, al altor de lo esperable nun premiu d’esta categoría… Equí falta’l sofitu del Principáu, que tendría que dotar el premiu d’una cantidá asemeyada a la de los premios nacionales del estáu, y qu’anden pelos… ¡20000 euros!