martes, 25 de abril de 2017

¿Ú Asturies?

[La Voz del Trubia, mayu 2017]

Percorriendo les cais d’Uviéu esta Selmana Santa dime cuenta, pa la mio sorpresa, de que güei n’Asturies yá nun se lleva lo de dar el bollu al afiáu. Agora lo que ta en moda ye… dar la ‘mona de Pascua’. Los confiteros carbayones anden a la tema estos díes por ver quién plaxa con más xeitu’l pastel catalán, por ver quién fai la meyor ‘mona’ col más finu chicolate asturiano. Les tartes, los bollos manolitos y de trences, les enfilaes, yá nun tán bien vistos, son cosa del pasáu… Son muncho más guapes ¡mialma! les ‘mones de Pascua’. Hailes de Bob Esponja, de la Patrulla Canina, de Spiderman y hasta del ogru Shrek. Fixenon nun sitiu abondo conocíu un Ferre milenariu de Star Wars que quedó-ys de premiu…

Otra manera, paecióme ablucante tamién la nunca vista –hasta agora– devoción cola que los uvieínos ufren cuerpu y alma a la ‘Madrugá’ o acompañen, con intensa emoción contenida, al que dienon en llamar el… ‘borriquillo’. Qu’un ‘borriquillo’, vamos aclariar, nun ye otro qu’un ‘burriquín’, pero bono, dicho en castellanu, que siempre paez muncho más y ye de meyor gustu. Atópense yá a un pasiquín dellos uvieínos, a xulgar polo que vi, d’afincar la rodía en suelu y arrastrase pel firme ente tarazones sangronientos o esfollar los costazos cola satisfaición que siempre apurre lo divino.

Y ello, anque asina lo paeza, nun ye’l casu solamente d’Uviéu, ¡n’home non! Porque lleendo’l periódicu un día mientres almorzaba nuna confitería bien curiosa de Teatinos tuvi ocasión tamién de ver anuncia d’una nueva ‘fiesta rociera’, nesti casu p’allá pa Llanes. Y digo ‘una nueva’ porque nun se trata, faltaría más, de la primera que se fixo nesta tierra. Amestái a ello les guapes feries d’abril que s’entamen per dayures güei n’Asturies y mesmamente ¡qué prestoso! el desfile de ‘fanfarries catalanes’ que s’ufre esti añu como gran novedá pa les fiestes de l’Ascensión d’Uviéu.

De les fiestes de San Mateo nun merez la pena que diga nada. Vendrán, de xuru, como tantes veces, la Pantoja, Azúcar Moreno y los Chunguitos, etc., porque como se sabe, hai escasez de músicos asturianos, y dará’l pregón el primeru que-y pase pela tiesta a dalgún políticu de turnu…

Anduvi pensando dempués un tiempu en cuála diba ser la imaxe que podía llevar d’Asturies un turista que nun la conociere y que viniere per Uviéu a echar una güeyada. Y abultóme entós que solo faltaben yá los ‘encierros’ pa completar la más malcuriosa mecigaya de tradiciones foriates que nunca nun conoció Uviéu…

Si esti supuestu turista anduviera peles cais d’Uviéu de nueche, pensaría, n’efeutu, qu’anduvo pela vera’l Guadalquivir. Y si-y diera por andar peles confiteríes d’Uviéu pensaría, quiciabes, que s’atopaba nes Rambles de Barcelona. Pero ¿y Asturies?, diba entrugase él daqué ablucáu… ¿ú Asturies?